Senado de la República

Estás en: Inicio » Historia » Senadores / Opinión » Tras el Acuerdo de París, la integración

Tras el Acuerdo de París, la integración

Senador Luis Fernando Duque Senador Luis Fernando Duque

"El diseño del plan Colombia Sostenible representa una oportunidad excepcional para avanzar un ejercicio de integración multisectorial de políticas públicas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible": senador Luis Fernando Duque.

Bogotá D.C., mayo 6 de 2016.- La cifra récord de participación de Jefes de Estado y de Gobierno en la ceremonia de firma del Acuerdo de París para la mitigación y adaptación al cambio climático en Nueva York el pasado viernes 22 de abril es una buena noticia: el compromiso de la comunidad mundial con la lucha contra el cambio climático vuelve a quedar confirmado y recibe un nuevo impulso. La presencia de nuestro Presidente, Juan Manuel Santos, en esta cita, ha mandado un mensaje fuerte a la comunidad mundial del compromiso colombiano ante el cambio climático y refleja que la transición hacia la sostenibilidad es ya un eje central de nuestras políticas como país, como la visión del plan Colombia Sostenible demuestra.

La exitosa firma del Acuerdo de París en Nueva York es una buena oportunidad para recapitular sobre nuestros próximos retos implementando el Acuerdo mientras a la vez decidimos cómo implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados también en Nueva York en septiembre del año pasado, del Marco de Reducción de Riesgo de Desastres adoptado en Sendai (Japón) adoptado en marzo del año pasado, del Plan de Acción para la Financiación del Desarrollo adoptado en Addis Abeba (Etiopía) adoptado en septiembre del año pasado. Este solapamiento histórico de acuerdos multilaterales interdependientes brinda una oportunidad única a la comunidad internacional y a Colombia en particular para profundizar en la articulación de estrategias integrales de desarrollo para las próximas generaciones.

Por fortuna para nuestro país, la agenda de integración estrecha de estrategias y objetivos sectoriales de desarrollo en un todo coherente no es nueva en Colombia. En este sentido, nuestros Planes Nacionales de Desarrollo son un ejemplo de buena gobernanza, ya que su preparación obliga al Gobierno y los partidos políticos colombianos a pensar y repensar de manera sistémica, al menos una vez cada cuatro años, qué queremos alcanzar como país y cómo vamos a lograrlo.

Sin embargo, ni la coherencia conceptual del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 ni el renovado impulso a la coherencia y convergencia de las políticas públicas brindado por el solapamiento histórica de acuerdos internacionales sobre desarrollo sostenible en 2015 serán de por sí suficientes para garantizar nuestro progreso como país por la senda del desarrollo sostenible si los legisladores no defendemos y fortalecemos la coherencia y convergencia de las políticas públicas colombianas en nuestro quehacer parlamentario.

Por otra parte, nuestra realidad económica exige más que nunca un esfuerzo de racionalización de nuestros recursos a través de estrategias integradas capaces de avanzar a la vez nuestros objetivos de desarrollo humano, social y económico, de manejo sostenible de nuestros recursos naturales y de protección de nuestro clima.

Por esta razón el Congreso de la República se halla ante un reto crítico para anclar definitivamente el progreso hacia los nuevos objetivos nacionales y globales con su actividad legisladora, presupuestaria y de control político.

El diseño del plan Colombia Sostenible representa una oportunidad excepcional para avanzar un ejercicio de integración multisectorial de políticas públicas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La implementación del Marco de Sendai para la reducción de riesgo de desastres durante los próximos 15 años requiere un esfuerzo redoblado de los legisladores colombianos en el avance de esta agenda crucial, y nos exigirá cooperar con las administraciones locales, el sector privado y la sociedad civil para formular leyes y marcos que fortalezcan la gobernanza del riesgo de desastres, estimulen la inversión sostenible pública y privada en resiliencia, y doten a nuestras agencias responsables de todas las herramientas para fortalecer su preparación para mejorar la efectividad de nuestra respuesta a los desastres.

La Agenda de Acción de Addis Abeba ha sentado una base sólida para la reforma de las prácticas financieras globales y la generación de flujos inversores hacia nuestro país. Es evidente que la implementación de los acuerdos de 2015, ya sea en desarrollo sostenible o en cambio climático, dependerá de la disponibilidad de financiación adecuada. Dado que esta Agenda cubre todas las fuentes de financiación y la cooperación en un amplio abanico de sectores, Colombia estará preparada para colaborar con nuestros socios internacionales en la lucha contra la corrupción y en pos de una mayor igualdad de oportunidades en nuestro país.

Los legisladores miembros de GLOBE Colombia somos a la vez miembros de la red mundial de legisladores de GLOBE International, que ha abanderado la movilización política en apoyo de un enfoque coherente y convergente a los acuerdos multilaterals de 2015, con el apoyo institucional del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Estamos trabajando junto a nuestros colegas legisladores de otros países para garantizar que estas agendas paralelas queden integradas de manera efectiva a nivel nacional. Como legisladores, tenemos el reto de tender puentes entre estas agendas internacionales para traducirlas en políticas colombianas coherentes, pero necesitaremos el apoyo y la complicidad del gobierno, las comunidades locales, la sociedad civil, los expertos, el sector privado y otros actores clave.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Ultima modificación: Viernes 06 de Mayo de 2016 12:31

Síganos en redes