Senado de la República

Estás en: Inicio » Programas Canal Congreso » Senadores / Opinión » El Atlántico le da la espalda al Francisco Javier Cisneros de Puerto

El Atlántico le da la espalda al Francisco Javier Cisneros de Puerto

Senador José David Name Senador José David Name

"Por qué no se hacen las obras que ya tienen los recursos aprobados":senador José David Name.

Barranquilla, febrero 24 de 2014.- El municipio de Puerto Colombia, ubicado en el Área Metropolitana de Barranquilla, es una tierra emblemática del Atlántico no solo por su gigantesco e histórico muelle al borde de la hecatombe definitiva, sino por otra serie de acontecimientos que lo llena de gloria y confirma la existencia de un recurso humano valioso y sensible.

Puerto Colombia está ligado al surgimiento de la aviación comercial colombiana, del correo aéreo, el ferrocarril del Atlántico, los primeros cobros aduaneros, entre otros aspectos, además de estar dotado de un maravilloso paisaje y una creación cultural que cada día nos sorprende, enorgullece y emociona.

Puerto Colombia, con sus encantos, fue capaz de enamorar al ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros Correa, un ingeniero civil de La Habana especializado en la Escuela Politécnica de Troy en los Estados Unidos.

Cisneros fue el responsable de la construcción del muelle de Puerto Colombia, el tranvía de Barranquilla, la mejora de la navegación en el bajo Magdalena, organizando al mismo tiempo, varias compañías de navegación a vapor para transportar pasajeros y correo por el canal del Dique, el río Magdalena, el Nechí y el bajo Cauca, según documentos de historia de la Biblioteca Luis Ángel Arango. El ingeniero Cisneros es a Puerto Colombia, lo que Esthercita Forero es a La Guacherna ocho días antes del tradicional Carnaval de Barranquilla.

Como homenaje a este inolvidable profesional cubano, el municipio de Puerto de Colombia bautizó con su nombre a uno de los más importantes centros educativos que hoy tiene.

Hablamos de la Institución Educativa Técnica Comercial Francisco Javier Cisneros, que ya ha superado el medio siglo de existencia y curiosamente cuando debería estar en el plenilunio de su madurez no ofrece las mejores condiciones locativas y de comodidad por culpa de la Gobernación. Tenemos entonces que el Departamento y en especial el Secretario de Educación, Carlos Prasca, decidieron darle la espalda.

El Francisco Javier Cisneros vive un angustioso y penoso momento. Sin embargo no ha dejado de preocuparse por la calidad de la educación que imparte, por lo cual el mejor bachiller de las pruebas Icfes 2013 es de sus instalaciones y 17 de los mejores puntajes nacionales corresponden a sus estudiantes. Sólo por este hecho merecería el máximo de atención y apoyo de la Gobernación y su Secretaría de Educación. No. Ocurre a la inversa. Lo que no tiene es apoyo.

Con cerca de 2.000 estudiantes en las diferentes jornadas, la Institución Francisco Javier Cisneros tiene que utilizar para los grandes las instalaciones reservadas a niños hasta de 7 años de edad que fueron el producto de una gestión con la cementera Argos y la organización Parrish y Cía. Hoy todos se encuentran en condiciones de hacinamiento, calor, y precarias condiciones sanitarias, en medio de un profundo malestar de estudiantes y padres de familia.

Con recursos de ley 21 que administra el Ministerio de Educación, en el 2010 se definió un proyecto de modernización de infraestructura para construir entre 16 y 20 nuevas aulas. En la etapa de diseño fueron demolidos 16 salones y a la fecha se quedaron sin esas y las nuevas están embolatadas. Desde junio del 2012 no se hizo una sola gestión de la Gobernación para apurar el proyecto, pese a que el 21 de abril del año 2011 la entonces Asamblea Departamental había asegurado recursos por 3.500 millones de pesos para infraestructura educativa.

El sueño de tener el colegio como una tacita de plata se ha retrasado por lo menos tres años, por culpa del Departamento. En principio se dijo que la culpa recaía en el Ministerio de Educación porque no se había firmado lo que se llama un convenio derivativo para las obras. El convenio se firmó el 8 de noviembre de 2013, con el compromiso del Departamento de presentar un proyecto de ordenanza a la Asamblea para que facultara la ejecución de inversión educativa de mayor cuantía, pero el Secretario de Educación no podido decir si se hizo o no. Ni en la web ni en la Gaceta departamental hay registros de la presentación del proyecto. Se sabe que las extras actuales de la Asamblea fueron convocadas con cinco proyectos a estudio, uno de ellos sobre infraestructura educativa. No obstante, este es el único texto que se desconoce. No aparece por ningún lado. A los diputados no se lo han entregado. ¿De quién la culpa? Del Secretario de Educación Carlos Prasca por ser poco diligente con el tema.

La Institución Educativa Francisco Javier Cisneros de Puerto Colombia, sus directivas, sus profesores, sus padres de familia y estudiantes, merecen respeto.

Según nos cuentan, su población objetivo corresponde en el más alto porcentaje a familias de los estratos 1 y 2 del Sisben, población desplazada, y un menor indicador a familias de estratos 3 y 4 vinculadas al proyecto educativo institucional. En un 50% los estudiantes provienen de hogares disfuncionales, con muchos problemas, escasez y conflictos. Las edades de los niños oscilan entre los 3 y los 18 años para las jornadas de mañana y tarde y en la noche se cuentan con edades de 18 hasta 70 años.

Exigimos que el Secretario de Educación explique qué pasa con el Francisco Javier Cisneros y por qué no se hacen las obras que ya tienen los recursos aprobados. Por favor visite www.josedavidname.com o escríbame a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Síganos en Twitter y Facebook

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com

Senadores en Twitter

Síganos en redes